Tratamientos de fertilidad eficaces | Tahe Fertilidad Blog

Los tratamientos de fertilidad ayudan a muchas parejas a conseguir un embarazo

¿Cuáles son los tratamientos de fertilidad más eficaces?

La infertilidad es un problema que en la actualidad afecta a una de cada seis parejas en edad fértil. A la hora de decidir cuáles son los tratamientos de fertilidad más recomendables en cada caso es fundamental realizar un diagnóstico correcto, mediante la técnica pertinente. Tanto la infertilidad masculina como la femenina pueden ser tratadas para conseguir el deseado embarazo. 

A medida que avanza la edad de la pareja, descienden las posibilidades de concebir. Además, existen algunos factores como ciertas enfermedades, la alimentación o incluso el estrés, que dificultan la concepción natural. La buena noticia es que en la actualidad las técnicas de reproducción asistida cuentan con un alto porcentaje de éxito

Espermatozoide fecundando un óvulo

Técnicas de reproducción asistida

Entre las principales técnicas de fertilidad podemos distinguir dos grupos en función de sus objetivos: conseguir el embarazo o preservar los óvulos disponibles para futuros tratamientos. En este caso, vamos a centrarnos en el primer grupo.

 

Inseminación artificial

Se trata de una técnica sencilla, mediante la cual se introducen los espermatozoides dentro del útero en un momento cercano a la ovulación. Su porcentaje de éxito ronda el 18-20% en cada ciclo, si bien es cierto que los resultados aumentan en efectividad cuando el semen procede de un donante anónimo. 

Antes de realizar la inseminación, se llevan a cabo distintos procesos: 

  • En el caso de la mujer se realiza una estimulación de los ovarios mediante una medicación hormonal suave con el objetivo de obtener 1 o 2 ovocitos en la trompa tras la ovulación. 
  • En el caso de una inseminación artificial conyugal (IAC) se necesita recoger una muestra seminal del varón que será analizada y tratada en el laboratorio para conseguir el mayor número posible de espermatozoides móviles. Cuando la muestra proviene de un donante anónimo hablamos de IAD.  Esto sucede cuando no hay pareja masculina o el varón no tiene espermatozoides.
El esquema representa cómo se produce la fecundación del óvulo

Fecundación in vitro (FIV)

Esta técnica cuenta con una tasa de consecución de embarazos de entre un 40%  y un 60%. Tras la estimulación ovárica se extraen los óvulos mediante una punción ovárica vaginal, y posteriormente se llevará a cabo la fecundación en el laboratorio mediante uno de los siguientes procedimientos:

  • FIV Convencional: los óvulos se colocan en un medio de cultivo junto con una alta concentración de espermatozoides, que se introducen en él de forma autónoma.
  • Microinyección espermática: se introducen los espermatozoides en el óvulo mediante una aguja de pequeñas dimensiones.

Tras comprobar que se ha producido la fecundación de los óvulos, y elegir en el laboratorio el o los mejores embriones generados, se introducen en el útero con el fin de conseguir su implantación y lograr el embarazo.

En este sentido cabe destacar la importancia de las pruebas diagnósticas para evitar la transmisión de padres a hijos de ciertas enfermedades de componente genético. Mediante el conocido como test genético preimplantacional (TGP) se detecta la presencia de alteraciones cromosómicas o genéticas en el embrión.  La técnica que se utiliza para este análisis recibe el nombre de NGS (Next Generation Screening) y permite estudiar una enfermedad genética concreta y transferir únicamente los embriones sanos.

 

Adopción de embriones

Una pareja puede convertirse en donante de embriones, de tal manera que ayude a cumplir el deseo biológico de otras personas que, por diversos motivos, encuentran también dificultades para conseguir una gestación.

El proceso de adopción de embriones es muy sencillo. Consiste en la transferencia de uno o dos embriones donados por una pareja que accede a donar los embriones no empleados en su propio proceso reproductivo. La Ley de Reproducción Asistida Española contempla distintas opciones para los embriones congelados procedentes de distintos tratamientos de fertilidad:

  • Utilización por la propia pareja para conseguir un embarazo
  • Donación a otros pacientes
  • Donación para la investigación

Hoy en día, los tratamientos de fertilidad presentan un alto índice de embarazos. Por eso, si estás pensando en recurrir a una técnica de fertilidad es fundamental que cuentes con un asesoramiento integral. En Tahe Fertilidad encontrarás la última tecnología, un espacio a amable y discreto y los mejores profesionales médicos que te acompañarán durante todo el proceso.