Programa Cuerpo-Mente

El programa CUERPOMENTE PARA LA FERTILIDAD es un programa personalizado, diseñado para que el paciente se prepare física y emocionalmente para el tratamiento. Consta de un trabajo de conciencia corporal, técnicas respiratorias y de relajación, además de una parte creativa:

Realizaremos ejercicios de conciencia corporal que facilitarán el desbloqueo y relajación de las zonas del cuerpo relacionadas con la fertilidad.

Aprenderemos ejercicios respiratorios para ayudarnos a relajarnos y a hacer más receptivos los órganos relacionados con el tratamiento (ovarios, útero, etc.).

Trabajaremos de una forma más positiva, optimista y creativa sobre nuestros pensamientos, bloqueos metales e ideas negativas, para calmar nuestra mente.

Con la realización del programa CUERPOMENTE conseguiremos serenarnos para afrontar el tratamiento de reproducción asistida de una forma más receptiva, optimista realista, lo que nos ayudará a incrementar las posibilidades de cumplir nuestro sueño.

Victoria Andreu, psicóloga y profesora de yoga experimentada, será la persona encargada de acompañarte en la búsqueda de tu práctica personalizada.

Acupuntura en los tratamientos de fertilidad

La acupuntura es una técnica curativa milenaria usada en la medicina tradicional china. Consiste en la aplicación de agujas muy finas en puntos específicos del cuerpo. Estos puntos están situados en vías de energía que se denominan “meridianos” y se estimulan mediante esta aplicación. Cada tratamiento está diseñado para mejorar el flujo y equilibrio de la energía vital o “Qi” a los largo de estos meridianos.

La acupuntura puede considerarse como una terapia complementaria para los tratamientos de fertilidad. Ayuda a relajarse durante el tratamiento, puede activar el flujo sanguíneo de los órganos reproductores, etc.

Yoga para la fertilidad

El yoga es un sistema milenario que, entre otros objetivos, pretende la armonización del cuerpo y la mente para conseguir bienestar en la vida de la persona.

Hay ciertas “asanas” (posturas) que producen en nuestro cuerpo una mejora de la circulación sanguínea, otras provocan que nuestro sistema nervioso este más sereno, otras facilitan el estiramiento de ciertos músculos, etc. Así, cada una de las asanas pueden ayudar a que nuestro cuerpo muscular esté más relajado, y por lo tanto nuestros órganos más receptivos, en concreto, los que nos interesan en este camino: los órganos reproductores.

El yoga para la fertilidad va mucho más allá que la propia postura que se realiza. Es un trabajo no solo físico, sino también mental y emocional.

Tahe Fertilidad es el único centro de Murcia que tiene un grupo de mujeres de yoga para la fertilidad y trabajamos con ellas tanto a nivel grupal como individual.