Causas de la infertilidad femenina | Tahe Fertilidad Blog

Principales causas de infertilidad femenina

Existe una tendencia bastante extendida a utilizar los términos infertilidad y esterilidad como sinónimos, cuando en realidad son diferentes. 

Die Ursachen der Infertilität können mit der entsprechenden Fruchtbarkeitsbehandlung behoben werden

Así, la esterilidad se define como la incapacidad de conseguir un embarazo tras un año manteniendo relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos; y la infertilidad como la incapacidad de llevar a término el embarazo, lo que no implica problemas para conseguir la gestación. 

Con el fin de plantear la mejor solución para el problema, las pruebas diagnósticas femeninas son fundamentales. A través de un estudio de los distintos factores que intervienen en la gestación se puede determinar cuál será el mejor tratamiento para conseguir el deseado embarazo.

Para que se produzca la gestación, todos los órganos reproductores femeninos deben ser funcionales, tanto anatómicamente como desde el punto de vista del sistema endocrino, encargado de la producción de hormonas.

A continuación haremos un repaso por las causas de esterilidad más comunes.

Diagnose-Untersuchungen sind erforderlich, um die Ursachen der Infertilität ermitteln zu können

Trastornos menstruales: las principales causas de infertilidad femenina

Cuando la infertilidad está originada por alteraciones hormonales, frecuentemente se manifiestan a través de trastornos del ciclo menstrual. De forma general, el ciclo menstrual tiene una duración de entre 21 y 35 días y las variaciones en su periodicidad o en su cantidad pueden suponer problemas de fertilidad. Los principales problemas en este sentido son:

 

Anovulación

Se trata de la ausencia de ovulación en mujeres fértiles. Este fenómeno puede ir acompañado de la ausencia de menstruación, conocida como amenorrea, aunque hay   casos en los que existe una falta de ovulación y sí se produce el sangrado. Esta disfunción es la causa de un 20% de los casos de infertilidad.

 

Hiperprolactinemia

Cuando la prolactina, la hormona encargada de la producción de leche en las mamas, alcanza niveles elevados en mujeres que no están embarazadas pueden producirse alteraciones en el ciclo menstrual y, por tanto, problemas de fertilidad.

Algunos de los síntomas más frecuentes son la secreción mamaria fuera de la lactancia y la ausencia de ovulación. Su tratamiento puede consistir en la pauta de medicación por parte del especialista o tratamiento quirúrgico, solo indicado en los casos en los que es originada por la aparición de tumores benignos en la hipófisis conocidos como macroadenomas de hipófisis

Der Ultraschall ist sehr nützlich, um die Ursachen der Infertilität anatomischen Charakters zu bestimmen

Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP)

Esta afección produce en el cuerpo de las mujeres una elevación los andrógenos, las hormonas masculinas, que bloquean la ovulación en algunos meses y en otros generan pequeños quistes en los ovarios. Los síntomas más frecuentes del SOP son:

  • Ciclo menstrual irregular
  • Aumento del vello corporal
  • Piel grasa y acné
  • Aumento de peso

El SOP afecta a 1 de cada 10 mujeres y es habitual encontrar un factor hereditario en su desarrollo. 

Causas de infertilidad relacionadas con el aparato reproductor

Desde una perspectiva anatómica, pueden darse diversos factores que impidan el normal desarrollo de la gestación. Un correcto diagnóstico ginecológico es el primer paso para decidir qué técnica o tratamiento será el más apropiado una vez identificado el problema. 

 

Factores uterinos

El útero es un órgano fundamental en la reproducción, por lo que las alteraciones en su funcionamiento normal inciden de forma directa en los procesos de gestación. Las principales anomalías uterinas con repercusiones en la fertilidad femenina son:

  • Miomas: proliferación de tumores benignos en la pared del útero que originan alteraciones en el ciclo menstrual y, por tanto, afectan a la fertilidad. A menudo no son dolorosos, aunque sí se pueden producir sangrados entre periodos.
  • Septos uterinos: son anomalías uterinas que se generan durante el desarrollo embrionario. Pueden llegar a dividir el útero en dos cavidades en su forma más severa y son responsables de abortos y fallos de implantación. Los septos suponen un 33% de las anomalías uterinas registradas.
  • Síndrome de Asherman: esta afección supone una formación severa de tejido cicatrizal en la cavidad uterina, en la mayoría de los casos producida tras una cirugía uterina, como los legrados. También puede aparecer a raíz de una infección por tuberculosis o esquistosomiasis.
  • Endometriosis: Es una enfermedad que se origina y afecta al útero, aunque propiamente no se puede hablar de un factor uterino. Este trastorno supone que el que el tejido que recubre el interior del útero, que normalmente es expulsado en cada ciclo menstrual por vía vaginal, se aloja exterior, en la cavidad pélvica. Produce menstruaciones y relaciones sexuales dolorosas para las mujeres que lo padecen y, en última instancia, es una causa  importante de esterilidad. 

 

Disfunción tubárica

Un funcionamiento  anómalo de las trompas uterinas impide el descenso del óvulo a través de ellas y/o la fecundación del óvulo y por  el espermatozoide. Esta alteración se produce por dos motivos: obstrucción del conducto o disfunción del tejido epitelial y puede ser una de las  causas de la esterilidad.

La disfunción tubárica puede deberse a:

  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Inflamación de la pelvis menor
  • Aparición de tejido cicatrizal tras una cirugía abdominal
  • Rotura del apéndice

Aunque las causas de la infertilidad femenina son multifactoriales, es importante tener presente que existen soluciones eficaces para conseguir la gestación. En estos casos, lo más importante es conocer el alcance del problema para diseñar un tratamiento de reproducción asistida a medida.