Fiv tahe fertilidad

¿En qué consiste la inseminación artificial?

La Inseminación Artificial (IA) es una técnica de reproducción asistida, rápida y sencilla que consiste en la introducción de los espermatozoides, tras la preparación de la muestra seminal del varón o de un donante anónimo en el laboratorio, dentro del útero en un momento cercano a la ovulación.

PASO 1

El objetivo de esta fase es la estimulación de los ovarios de la paciente de forma muy leve para obtener entre 2 o 3 ovocitos. Para ello se utilizan, a muy baja dosis, fármacos hormonales cuya respuesta es minuciosamente controlada con ecografías y determinaciones analíticas en sangre. Cuando los folículos alcanzan el tamaño deseado, se le administra a la paciente una dosis de hCG para inducir la ovulación. El tratamiento completo es rápido, entre 8 y 12 días.

PASO 2

El varón facilita al laboratorio una muestra de semen, o en su caso se descongela una muestra de semen anónimo. Los embriólogos la procesan para obtener la mayor cantidad posible de espermatozoides móviles.

PASO 3

Una vez preparada la muestra seminal se introducen los espermatozoides con una cánula fina y flexible en el interior del útero. Este proceso se realiza en la consulta y no necesita reposo.

PASO 4

17 días después de la inseminación se realiza una determinación en sangre de la hormona Beta-hCG (Hormona del embarazo).

Inseminacion artificial tahe fertilidad

¿En qué casos está indicada?

Semen de pareja (IAC)

• Parejas en las que la mujer tiene alguna alteración en el cuello uterino.

• Parejas jóvenes con esterilidad de origen desconocido.

• Parejas en las que el varón muestra leves alteraciones en la calidad del semen.

• Parejas en las que la mujer tiene problemas de ovulación.

• Parejas en las que la mujer presenta una endometriosis leve.

• Parejas en las que hay dificultades para depositar el semen en la vagina durante el coito, eyaculación retrógrada, disfunción eréctil, eyaculación precoz, etc.

Semen de donante (IAD)

• Parejas en las que el varón tiene ausencia de espermatozoides o una muy mala calidad seminal.

• Mujeres solas o con pareja femenina, siempre que presenten una buena reserva ovárica y las trompas de Falopio sean permeables.

• Parejas en las que el varón sea portador de una enfermedad genética no detectable en los embriones mediante DGP.