La innovación científica de la Cátedra Tahe de Reproducción Asistida consolida esta formación en la Universidad de Murcia

Cuando una mujer decide ser madre puede enfrentarse a numerosas situaciones en las que la fecundación natural no sea posible. Factores como la disminución de la calidad del esperma de la pareja o la reserva ovárica de la mujer conducen a 2 de cada 10 parejas a realizar un tratamiento de reproducción asistida. En Tahe Fertilidad queremos garantizarte un proceso seguro, avalado con más de 30 años de experiencia y la innovación científica de la Universidad de Murcia a través de nuestra Cátedra de Reproducción Asistida.

La TV Universidad de Murcia entrevista a Aníbal Nieto, director de la Cátedra Tahe de Reproducción Asistida.

La gestación de la Cátedra de Reproducción Asistida Tahe (CRAT).

En el año 2013, fruto del interés de Tahe Fertilidad, comienzan los contactos con la Universidad de Murcia para poner en funcionamiento un proyecto atractivo, basado en fomentar acciones de divulgación, debate, formación e investigación en el ámbito de la medicina reproductiva.

De esta unión nace la Cátedra de Reproducción Asistida Tahe, donde la Universidad de Murcia aporta los conocimientos en avances científicos, y Tahe Fertilidad pone a disposición de la sociedad todas las técnicas que la medicina puede ofertar para resolver las causas de infertilidad.

 

El objetivo de la Cátedra Tahe de Reproducción Asistida: informar y formar.

La Cátedra Tahe de Reproducción Asistida proporciona una formación dirigida a alumnos de pregrado y posgrado, así como a profesionales que quieran profundizar en el campo de la medicina y la biología de la reproducción.

Desde el punto de vista de la formación del profesional, Tahe Fertilidad y la Universidad de Murcia se plantean dos metas: en primer lugar, la creación de la Cátedra Tahe de Reproducción Asistida y, en segundo lugar, crear escenarios de debate entre profesionales especializados en este campo, sobre temas de interés y controversias científicas que se generan en torno a la reproducción asistida.

 

Tahe Fertilidad, la ciencia más avanzada.

Debido a nuestro ritmo de vida y a nuestro modelo de sociedad, la ciencia reproductiva se encuentra en la situación de adelantarse y prever situaciones que quizá hace años era impensable que existirían, pero sin embargo hoy son una realidad.

El retraso de la maternidad ha conducido a la Ciencia a desarrollar y disponer de las herramientas necesarias para resolver estas circunstancias en las que la reserva ovárica disminuye considerablemente dificultando la gestación.

 

Retrasar la maternidad, el conflicto de la biología frente a la sociedad actual.

En la actualidad, y por el modelo de sociedad en el que vivimos, muchas retrasan la maternidad por factores en ocasiones externos a nosotras mismas. Por ejemplo, una formación académica universitaria o en cualquier ámbito de la profesión, obliga a plantear la búsqueda de un bebé a una edad posterior a los 30 años.

A diferencia de otras generaciones las personas nos sentimos más jóvenes a mayor edad pero, aunque es cierto que la edad mental de esta nueva sociedad ha sufrido esta serie de transformaciones, la calidad ovocitaria sigue deteriorándose con la edad como lo ha hecho siempre. Por lo que a la hora de afrontar la maternidad a mayor edad, las mujeres se encuentran con más dificultades y en muchas ocasiones deben acudir a la reproducción asistida para cumplir su sueño de ser madres.

 

La importancia de conocer nuestra reserva ovárica.

En la actualidad existen herramientas para conocer la reserva ovárica que tiene una mujer, como los niveles de hormona antimulleriana. Conociendo esa información, cada mujer puede tomar las decisiones que considere oportunas para elegir cuando ser madre. Desde criopreservar sus ovocitos para utilizarlos más adelante, hasta decantarse por la donación de ovocitos si los suyos ya no presentan la calidad adecuada.

 

El estigma social de la reproducción asistida.

Aunque es cierto que hemos avanzado socialmente, aún permanece el estigma sobre la reproducción asistida.

Debido a la necesidad y las exigencias, y dado que ahora casi el 20% de las parejas presenta disfunción reproductiva, cada vez se encuentra más normalizado el momento de acudir a una clínica de reproducción asistida. Esto quiere decir que dos de cada diez parejas presenta una casuística por la que no puede fecundar de manera natural.

En Tahe Fertilidad creamos un ambiente que rompa con ese estigma social, para que la paciente se sienta cómoda en todo momento, evitando crear o minimizando en la medida de lo posible el estrés que genera no poder tener hijos por mecanismos propios.

Te acompañamos durante todo el proceso

En Tahe Fertilidad somos especialistas en cambiarte la vida, y por ello te acompañamos desde el inicio hasta el final del proceso de ovodonación o fecundación asistida, ofreciéndote apoyo psicológico y resolviendo todas tus dudas. Si quieres saber más sobre nuestros tratamientos, no dudes en contactarnos.

CONTACTA CON NOSOTROS