Amniocentesis: Es la prueba de diagnóstico prenatal que se utiliza más frecuentemente. Se realiza alrededor de la semana 15-16. Consiste en la extracción de una muestra de líquido amniótico (el líquido que rodea al feto) por una punción a través del abdomen materno. Con ésta se pueden diagnosticar principalmente anomalías cromosómicas. La amniocentesis presenta una alta fiabilidad diagnóstica y tiene un riesgo muy bajo de aborto, considerándose un procedimiento muy seguro.

Amenorrea: Ausencia de la menstruación.

Análogo GnRH: Fármaco que se comporta de manera similar a la GnRH (Hormona Liberadora de Gonadotropinas), se utiliza en reproducción asistida para estimular el ovario de la paciente.

Anovulación: Ausencia de la ovulación. Puede existir menstruación pero que no se produzca ovulación.

Azoospermia: Ausencia de espermatozoides en una muestra de semen.

Astenozoospermia: Disminución de la movilidad de los espermatozoides.

Biopsia testicular: Procedimiento por el cual mediante una pequeña incisión en el testículo, en los pacientes en los que no hay espermatozoides en el eyaculado, obtenemos tejido donde podemos encontrarlos.

Blastocistos: Estadio de desarrollo embrionario que alcanzan los embriones alrededor del 5º día desde la fecundación.

Capacitación: Preparación seminal, que permite concentrar y seleccionar los espermatozoides móviles.

Cariotipo: Organización de los cromosomas de una célula metafásica según su tamaño y morfología. El ser humano tiene 46 cromosomas, o 23 pares de cromosomas, organizados en 22 pares autosómicos y un par sexual. (Hombre 46, XY) (Mujer 46, XX).

Conductos deferentes: Son un par de tubos musculares rodeados de músculo liso, que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios.

Cromosoma: Los 2 metros de ADN de una célula humana se organizan en una doble hélice de nucleótidos complementarios, que se van empaquetando en distintas estructuras, ayudados por proteínas hasta formar los 46 cromosomas.

Diagnóstico genético preimplantacional (DGP): Técnica diagnóstica que nos permite identificar alteraciones en genes o cromosomas de un embrión antes de que éste sea transferido al útero materno, lo que posibilita que nazcan niños sanos y erradicar una patología genética de una familia.

Diagnóstico prenatal: Técnicas diagnósticas para detectar la presencia de malformaciones en el feto mediante la realización de ecografías de alta resolución, screening bioquímico de aneuploidías y amniocentesis.

Dismenorrea: Menstruación dolorosa, es una irregularidad de la función menstrual y se caracteriza por períodos dolorosos que aparecen con la regla.

Embarazo ectópico: Embarazo que se desarrolla fuera del útero.

Endometrio: Capa que reviste al útero, donde se implanta el embrión. Va creciendo a lo largo del ciclo menstrual y si no hay embarazo se produce la menstruación.

Epidídimo: Tubo estrecho y alargado, situado en la parte posterior y superior del testículo, que conecta los conductos deferentes a cada testículo. En él se almacenan los espermatozoides para que adquieran movilidad y su estructura definitiva.

Espermatogénesis: Mecanismo encargado de la producción de espermatozoides. Tiene una duración aproximada de 64 a 75 días en la especie humana.

Espermatozoide: Gameto masculino.

Espermiograma: Prueba diagnóstica del semen que consiste en el análisis de una muestra seminal en la que se determina el número de espermatozoides, su movilidad y su morfología, entre otras cosas.

Esterilidad: Cuando después de 1 año manteniendo relaciones sexuales sin protección no se consigue embarazo.

Estradiol: Hormona sexual femenina del grupo de los estrógenos. Se sintetiza en los ovarios antes de la ovulación para estimular la secreción del moco uterino y estimula el engrosamiento del endometrio.

Eyaculación retrógrada: Cuando en la eyaculación los espermatozoides en lugar de salir al exterior se dirigen hacia la vejiga urinaria. Está asociado entre otros a pacientes diabéticos.

Fase folicular: Primera parte del ciclo menstrual de la mujer, donde se desarrolla el folículo que es donde se encontrará el futuro óvulo. Comienza el primer día del ciclo, es decir el primer día de la regla.

Fase lútea: Segunda parte del ciclo menstrual de la mujer. Comienza con la ovulación y dura hasta que aparece la menstruación.

Fecundación in vitro (FIV): Fecundación del óvulo por un espermatozoide en el laboratorio.

Folículo: Estructura formada por la acumulación de células que se encuentran en el interior del ovario, rodeando un ovocito.

FISH: Técnica de hibridación “in situ” con fluorescencia. Esta técnica se utiliza en el DGP para el estudio de los cromosomas, número (aneuploidías), translocaciones o inversiones (alteraciones estructurales).

FSH: Hormona Folículo Estimulante, en la mujer se encarga de estimular el crecimiento del folículo ovárico que contiene el óvulo. En el varón, es esencial para la espermatogénesis (formación de espermatozoides).

Gametos: Células sexuales haploides, las masculinas son los espermatozoides y las femeninas son los óvulos.

Gonadotropinas/Gonadotrofinas: Son hormonas secretadas por la hipófisis y están implicadas en la regulación de la reproducción (FSH, LH, hCG).

Histerosalpingografía (HSG): Técnica que consiste en una serie de radiografías del útero y las trompas tras la administración de un contraste a través del cuello del útero. Además de informar de la integridad de las trompas, nos informa de como se encuentra el interior de la cavidad uterina, ya que si muestra que no es uniforme, nos hace sospechar de la presencia de miomas, tabiques, pólipos, etc.

Histeroscopia: Técnica endoscópica mediante la que se accede a la cavidad uterina, permitiendo diagnosticar y tratar distintas patologías como pólipos, miomas, tabiques uterinos, adherencias, etc. No necesita de incisiones ya que la vía de acceso es la vagina y el cuello del útero. Dependiendo del procedimiento a realizar se hará con o sin anestesia.

Hormona: Sustancia segregada por células especializadas y que actúa regulando procesos metabólicos en todo el organismo.

HCG: Gonadotropina Coriónica Humana, su objetivo es mantener la funcionalidad del cuerpo lúteo para que produzca progesterona durante el primer trimestre de embarazo. Aumenta en sangre y orina poco después de la implantación del embrión, por lo que es utilizada en el test de embarazo.

Idiopático: Término utilizado cuando la causa de una enfermedad es de origen desconocido.

ICSI: Técnica de micromanipulación muy sofisticada que consiste en la introducción de un espermatozoide en el interior de un óvulo utilizando una aguja muy fina.

Implantación: Es el proceso mediante el cual el embrión se introduce en el endometrio.

Infertilidad: Cuando se consigue gestar pero el embarazo no llega a término y aborta.

Laparoscopia: Consiste en la visualización directa del aparato reproductor femenino vía abdominal con un sistema óptico (endoscopio). Es una técnica quirúrgica que al igual que la histeroscopia nos permite, no sólo llegar a un diagnóstico sino a la realización del tratamiento quirúrgico adecuado en cada caso, como por ejemplo realizar la extirpación de quistes ováricos, miomas o la liberación de adherencias que estén interfiriendo con la fertilidad.

LH: Hormona luteinizante, estimula la ovulación femenina y la producción de testosterona masculina.

Meiosis: Proceso de divisional celular, en el cuál una célula diploide (2n), experimenta dos divisiones celulares sucesivas, con la capacidad de generar cuatro células haploides (n). Este proceso de división se da en los testículos (espermatozoides) y en los ovarios (óvulos).

Menarquia: Aparición de la primera menstruación en la mujer.

Menopausia: Interrupción permanente de la menstruación en la mujer.

Menstruación: Pérdida de sangre que se produce en la mujer, cuando no existe embarazo, de forma periódica cada 28-30 días hasta que llega a la menopausia.

Microinyección espermática (ICSI): Técnica de micro manipulación muy sofisticada que consiste en la introducción de un espermatozoide en el interior de un óvulo utilizando una aguja muy fina.

Mioma uterino: Tumor benigno que crece en el tejido muscular del útero.

Mitosis: Tipo de división celular, produce células genéticamente idénticas.

Oligozoospermia: Número muy bajo de espermatozoides en una muestra de semen.

Óvulo u ovocito: Gameto femenino.

Ovulación: Liberación del óvulo maduro. Ocurre aproximadamente 14 días después del primer día de la menstruación.

PCR: Reacción en Cadena de la Polimerasa, es una técnica de biología molecular cuyo objetivo es obtener un gran número de copias de un fragmento de ADN. Esta técnica se utiliza en el DGP para analizar enfermedades monogénicas.

Progesterona: Es una de las hormonas sexuales que se desarrollan en la pubertad y en la adolescencia en el sexo femenino. Actúa principalmente durante la segunda parte del ciclo menstrual, parando los cambios endometriales que inducen los estrógenos y estimulando los cambios madurativos, preparando así al endometrio para la implantación del embrión. La progesterona también se encarga de engrosar y mantener sujeto el endometrio al útero: al bajar sus niveles, el endometrio se cae, produciendo la menstruación. Es la hormona responsable del desarrollo de caracteres sexuales secundarios en la mujer, y sirve para mantener el embarazo.

Prolactina: Hormona secretada por la parte anterior de la hipófisis, la adenohipófisis, que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias.

Próstata: Órgano glandular del aparato genitourinario masculino, se localizada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Produce parte del líquido seminal.

Punción ovárica: Procedimiento de recogida de los óvulos. Se lleva cabo por medio de ecografía vaginal y se realiza en el quirófano bajo sedación. Su duración es de 15 a 20 minutos.

Semen: Fluido viscoso expulsado a través del pene durante la eyaculación. Está compuesto de la mezcla de espermatozoides (procedentes de los testículos) y plasma seminal (procedente de las vesículas seminales, próstata y de las glándulas bulbouretrales).

Seminograma: Prueba diagnóstica del semen que consiste en el análisis de una muestra seminal en la que se determina el número de espermatozoides, su movilidad y su morfología, entre otras cosas.

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO): Complicación ocasional en mujeres en las que se realiza una estimulación ovárica para un tratamiento de fertilidad. Una estimulación elevada puede provocar una alteración en los vasos sanguíneos por aumento de la permeabilidad, y la consecuente acumulación de líquido en la cavidad peritoneal. En la mayoría de los casos no es una complicación grave.

Subrogación: Cuando la gestación la lleva a cabo una mujer distinta a la madre, es lo que comúnmente se conoce como madre de alquiler. La ley española no permite esta práctica.

Testículo: Órgano sexual masculino que forma parte del aparato reproductor del varón. Está encargado de producir espermatozoides y hormonas sexuales (testosterona).

Testosterona: Hormona androgénica producida principalmente por los testículos. Es una hormona propia del género masculino y es responsable del desarrollo de la mayoría de las características físicas del hombre adulto. Las mujeres producen una cantidad mucho menor, que cumple también importantes funciones en la regulación de aspectos como su humor, apetito sexual y sensación de bienestar.

Trompas de Falopio: Son los conductos que conectan los ovarios con el útero y donde se produce la fecundación del óvulo.

Tubos seminíferos: Son pequeños tubos que se hallan dentro de los testículos, los cuales se encargan de producir espermatozoides.

Varicocele: Dilatación de las venas de los testículos.

Vaso deferente: Son un par de tubos musculares rodeados de músculo liso, que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios.

Vesícula seminal: Glándula masculina que aporta al semen parte del plasma seminal.

Vitrificación: Técnica de congelación que evita la formación de cristales de hielo en el interior de la célula debido a su rapidez, 23.000º C de enfriamiento por minuto, lo que asegura una mayor supervivencia celular.