Buenas noticias desde Alemania

“Después de varios intentos fallidos de ICSI en Alemania, llegamos al convencimiento de que nuestras posibilidades de ser padres, con una baja respuesta y una  mala calidad espermática, en un centro de reproducción asistida alemán eran muy escasas, por lo que prácticamente habíamos perdido la esperanza de formar una familia.

Al planear nuestras vacaciones anuales en España para disfrutar de paz y tranquilidad después de los momentos tan tensos vividos con los tratamientos de fertilidad, nos surgió la idea de realizar un último intento de reproducción asistida en España, “¿por qué no? ¿Qué tenemos que perder?”. Después de varias consultas, nos decidimos por Tahe Fertilidad en Murcia.

Al final, resultó la mejor decisión de nuestra vida. En esta clínica encontramos personas muy cercanas y sensibles, y con gran experiencia en tratamientos de infertilidad, que nos ayudaron a ser padres.

Después de todas nuestras experiencias en Alemania, éramos escépticos y estábamos a punto de abandonar. En seguida nos dimos cuenta de que habíamos acertado con Tahe Fertilidad. A pesar de la distancia entre Alemania y España nos sentimos realmente escuchados, de forma humana y sensible. Fuimos  muy bien tratados, la persona de contacto en alemán es alemana y tiene conocimientos sólidos sobre los problemas de infertilidad. Los médicos españoles fueron muy agradables y cercanos. Durante nuestra estancia en Murcia siempre tuvimos la sensación de estar muy bien cuidados. Además, tenemos la impresión de que Tahe Fertilidad tiene un alto nivel de competencia en el campo de la esterilidad. Desde que contactamos con la clínica fue evidente que querían ayudarnos con una solución personalizada, aquí no hay fórmulas para todos igual, nos aconsejaron lo que consideraban más adecuado para nuestro caso. Esto es algo que no nos ocurrió en Alemania.

El tratamiento que realizamos tuvo éxito, así que ahora somos una familia. Tenemos dos hijos maravillosos. Parece mentira que nuestro deseo de ser padres se haya cumplido al fin. Y todo ello gracias a esta gran clínica y a las magníficas personas que trabajan allí”.