“Como cualquier niña que juega a las muñecas soñaba un día crecer, casarme, tener hijos y como el final de un cuento de princesas, vivir feliz para siempre; pero nunca pensé que el final feliz de este cuento tardaría tanto en llegar” (Extraído del libro “Quiero tener un hijo” de Carmen Martínez Jover)

A veces, de una manera mas consciente y otras menos, llevamos aprendido interiormente ciertas formas de enfocar la vida y estas palabras nos lo demuestran. Pensamos que las cosas tienen que salir “así”, sin cuestionarnos más, y tal vez un día ocurre que no pasa “así” y lo que en un principio es una dificultad, puede llegar a convertirse en algo angustioso y agobiante. Es importante que lo enfoquemos como una dificultad en el camino, que no es culpa de nadie, e ir trabajando los contratiempos que nos encontremos, intentando llevar lo mejor posible el control de la situación

Embryoscope
primera visita
financiacion
Visita virtual