Vive y disfruta el presente

Estamos en Navidad, las luces invaden las calles, la gente se afana en realizar sus compras de comida y regalos, los niños son los grandes protagonistas en estos días, cientos de actividades en todas las ciudades para ellos, la televisión emite sin parar programas familiares, las calles están llenas de niños, en resumen la Navidad es una fiesta para la familia y muy especialmente para los niños. Además, son momentos de encuentros familiares. Comidas llenas de hermanas o amigas embarazadas, de niños y de gente haciendo alguna de esas temidas preguntas: y vosotros, ¿no os animáis?” “se os va a pasar el arroz como sigáis así”, “a ver si el año que viene somos uno más”… etc.

Estas fechas son muy duras para las personas que habían soñado con que este sería el año en que llevarían a su bebe a las reuniones familiares, o que llevarían a su pequeño a ver a Papa Noel o a su primera cabalgata de Reyes. Son la constatación de que no lo han conseguido, que su mayor deseo no se ha cumplido. Y muchos se preguntan por qué ellos sí y yo no. De alguna manera nos recuerdan que hemos fracasado en nuestro intento de tener un hijo, por lo que es fácil que nos invadan sentimientos de frustración y culpa.

Aproximadamente, 1 de cada 8 parejas tienen problemas para conseguir un embarazo, si nos paramos a pensarlo, son muchas personas que en estas fechas se sienten muy desafortunadas por no tener lo que más desean. Así que para intentar que estos días sean más llevaderos os proponemos una serie de consejos:

  1. Piensa que ya sois una familia, ¿qué os gustaría ampliarla? Pues sí, pero esta Navidad la podéis disfrutar como lo que sois, una familia de dos miembros, vivid y disfrutar del presente.
  2. Siéntete libre de usar la frase “No, gracias”. Si no quieres participar en la celebración de este año porque es demasiado doloroso y prefieres irte de viaje, no te sientas culpable. Las celebraciones navideñas estarán allí el año próximo o el siguiente, cuando estéis preparados para celebrarlas.
  3. Si no puedes o no quieres evitar las celebraciones, colócate en una posición de control. Informa a los miembros de tu familia de cuál es tu situación y de que no te apetece hablar del tema durante estas fiestas.
  4. Prepara y practica una “charla de ascensor”. Esta puede incluir la cantidad de detalles que desees, pero recuerda que tú decides lo que quieres compartir.
  5. Saca tiempo solo para ti. Quizás este año sería buena idea que no te quedaras a dormir en casa de tus padres para poder permitirte retirarte cuando quieras. Mantente ocupada/o, cocinando, preparando la mesa, paseando, etc. Si tus parientes te hacen preguntas que no quieres contestar, siéntete libre de cambiar de tema e incluso de grupo de conversación.

Recuerda que las personas que sufren de infertilidad se pueden sentir muy solos durante esta época del año, pero tienes que saber que no estás sola/o, hay mucha gente que se siente como tu. Y además piensa que tu sueño se puede cumplir, quizás las próximas serán las mejores Navidades de tu vida.

Si estás leyendo esto y eres amigo o familiar de alguna persona infértil, piensa que no es buen momento para consejos ni soluciones, apóyala estando ahí, no tienes que hacer ni que decir nada.