Vitrificación Embrionaria

¿Cuándo vitrificamos embriones?

Si existieran más embriones de los transferidos a la pareja en un ciclo, éstos serán congelados para poder conservarlos durante un tiempo y permitir transferencias en un futuro, bien porque en el primer tratamiento no se haya conseguido gestación, o para que la pareja pueda tener otro hijo sin la necesidad de pasar nuevamente por todo el proceso que supone la FIV. En este caso la mujer no debería realizar de nuevo una estimulación ovárica ni punción de su ovario, y todo el proceso resultaría más cómodo para ella.

Esta técnica

¿Tiene buenos resultados?

Históricamente los resultados con embriones congelados han sido más bajos que con otros tratamientos, pero desde hace algunos años, con la introducción de la técnica de vitrificación son prácticamente equiparables. Hay que poner de manifiesto que no existe mayor riesgo de aborto o malformaciones al conseguir un embarazo con un embrión previamente criopreservado.

¿Sabías que...?

 
  • La vitrificación de óvulos permite que una mujer pueda posponer su maternidad para más adelante sin tener que renunciar al uso de sus propios ovocitos.
  • Posibilita la congelación de óvulos durante un tratamiento de reproducción asistida, utilizando únicamente unos pocos, lo que evitaría los problemas éticos y/o morales relacionados con la producción y congelación de embriones que presentan algunas parejas.

Contacta con nosotros ahora