“A menudo una voz amable y sincera es mucho más terapéutica que cualquier medicamento” (Álex Rovira)

En momentos difíciles, como pueden ser los tratamientos de reproducción asistida, la parte humana de estar al lado de la persona, empatizar, ponerse en el lugar del otro y escucharla/o es fundamental. A veces, unos minutos más en consulta, poder aclarar las dudas que se llevan dentro rumiando durante días, o una pequeña broma para sacar una sonrisa son pequeños detalles que pueden llegar a sustituir a algunos medicamentos. Lo que podría ser un camino fangoso podríamos convertirlo en un camino de pequeños charcos. Y a esto ayuda nuestra humanidad.

Embryoscope
primera visita
financiacion
Visita virtual