Parece que fue ayer, pero han pasado ya 10 años desde que Tahe Fertilidad abrió sus puertas con el objetivo de ayudar a las personas que deseaban tener un hijo. Profesionales con amplia experiencia, y formados en distintos centros de reproducción asistida, se reunieron gracias al empeño del grupo Tahe, en especial de Ana Magaña, con el fin de demostrar que las cosas en medicina de la reproducción se podían hacer de otro modo. Un modo en el que los pacientes fueran el centro de todo el proceso y donde su cuidado fuera fundamental.

En este tiempo hemos conseguido que cientos de personas cumplieran el sueño de ser padres. Han sido 10 años llenos de momentos de felicidad y de trabajo duro, de experiencias profesionales y personales únicas, de momentos especiales para todos los que formamos la gran familia de Tahe Fertilidad.

Este décimo aniversario es una buena excusa para hacer balance de la labor de Tahe Fertilidad durante estos años.

Nuestros pacientes han venido a Tahe Fertilidad de muchos rincones de nuestra geografía y de toda Europa, así, hemos tratado a pacientes de Alemania, Gran Bretaña, Austria, Francia, Italia, Holanda, Portugal, etc. y gracias a estos tratamientos han nacido más de 1.500 niños.

Hemos sido testigos en primera fila de la aparición de nuevos modelos de familia, en gran parte producidos por las técnicas de reproducción asistida, así en este tiempo ha aumentado considerablemente el número de mujeres que quieren ser madres solas, y el de parejas formadas por mujeres. También hemos asistido al auge de la preservación de la fertilidad por parte de las mujeres, ya que el incremento de la edad a la que la mujer desea ser madre así lo aconseja.

Desde el principio Tahe Fertilidad ha colaborado en la formación de profesionales en medicina y biología de la reproducción, para lo que he hemos recibido alumnos en prácticas curriculares y extracurriculares de distintas Universidades, así como a residentes de ginecología y análisis clínicos. Desde el año 2017 somos Dispositivo Docente Asociado de la Unidad Docente de Análisis Clínicos del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.

La investigación también ha sido un pilar fundamental de nuestra actividad, para ello hemos colaborado distintos centros de investigación en la realización de diversos proyectos científicos.

En el año 2013 pusimos en marcha la Cátedra TAHE Reproducción Asistida de la Universidad de Murcia como un punto de encuentro entre la Universidad de Murcia y la clínica, con el fin de promover la formación, el debate, la reflexión y la investigación en el campo de la biología y la medicina de la reproducción humana en la Región de Murcia. A partir de la esta Cátedra surgió una de las iniciativas de la que estamos más orgullosos todos los que formamos Tahe Fertilidad, el programa de preservación de la fertilidad de pacientes oncológicos. Este programa se puso en marcha en el año 2016 junto a la Unidad de Reproducción del Hospital Virgen de la Arrixaca y al grupo de anestesistas de ANESMUR, y gracias a él más de 20 mujeres han podido vitrificar sus óvulos de forma gratuita antes de someterse a los tratamientos de quimio o radioterapia que podrían destruir su tejido ovárico. Así, las pacientes se podrán someter a un tratamiento de reproducción asistida sin necesidad de recurrir a un donante una vez que hayan superado su enfermedad.

En nuestros primeros 10 años, Tahe Fertilidad ha introducido en sus instalaciones los avances tecnológicos más significativos, como el incubador EmbryoScope, que dispone de un sistema de vídeo timelapse, que nos permite elegir de una manera objetiva los embriones que se van a transferir al útero, un histeroscopio de última generación, y el sistema de trazabilidad Gidget que nos ayuda a ofrecer la máxima garantía de calidad a nuestros pacientes.

En línea con esta apuesta por la calidad, el centro dispone prácticamente desde su apertura de la acreditación ISO 9001 e ISO 14001, que continúa renovando anualmente con exigencias por encima de la norma.

Todos los que formamos Tahe Fertilidad hemos evolucionado como personas y como profesionales, nos hemos subido al carro de la evolución, la innovación, la tecnología y la investigación en medicina de la reproducción. Pero nunca hemos perdido de vista nuestra idea original, el paciente es lo más importante. Después de 10 años y de cientos de niños nacidos estamos más ilusionados que nunca y nuestro objetivo sigue siendo cumplir vuestros sueños.

 

Tahe Fertilidad cumple 10 años