Ovodonación

Existen algunas circunstancias en las que una mujer deja de producir óvulos maduros capaces de ser fecundados, una de ellas, y la más conocida, es la menopausia que se alcanza entre los 40 y los 50 años. En otras ocasiones se produce este problema en edades más tempranas, es lo que se denomina fallo ovárico precoz, mujeres con 30 años entran en menopausia, por lo que no podrían tener hijos. Existen otros casos más dramáticos como el de la extirpación de los ovarios por cáncer, etc. Estas mujeres solo pueden gestar mediante la donación de ovocitos de otras.

Cada caso es diferente y existen muchos motivos para este tipo de tratamiento. Pero en general hemos detectado que las mujeres que suelen necesitarlo es por causas físicas relacionadas con problemas de:

  • Fallos ováricos precoces, como una menopausia adelantada entre 15 y 20 años antes de lo que en realidad debería de ser.
  • Esterilidad debida a enfermedades en las que se han necesitado tratamientos muy agresivos, como pueden ser quimioterapia o radio terapia.
  • Extirpación de ovarios por razones tumorales.
  • Enfermedades genéticas que provienen de la rama familiar.
  • Mala calidad ovárica.
  • Inefectividad de otros tratamientos de concepción.
¿Cuándo se recurre a este tratamiento?
¿Qué pasos debes seguir?

Los casos en los que una paciente tiene que recurrir a la donación de óvulos son:

  1. Mujeres con menopausia fisiológica o precoz, conocida como fallo ovárico precoz.
  2. Mujeres que han quedado estériles tras tratamiento con quimio y/o radioterapia.
  3. Mujeres que producen repetidamente óvulos de mala calidad o que no responden a la administración de hormonas por lo que no producen óvulos maduros.
  4. Mujeres con fallos repetidos de tratamientos de reproducción asistida.
  5. Mujeres que portan alguna enfermedad genética que no puede ser diagnosticada en el embrión.

A las pacientes receptoras de ovocitos hay que prepararles el útero para que los embriones puedan implantar, para ello se les administra una medicación que básicamente reproduce la fase de anidación de un ciclo menstrual normal. Cuando están preparadas se selecciona una donante de óvulos con características físicas similares a las suyas.

Los requisitos para donar óvulos

La legislación establece quiénes son las mujeres que pueden donar óvulos. Los requisitos mínimos que en primer lugar se miran son:

  • Edad comprendida entre los 18 y los 35 años, ya que se buscan óvulos de calidad, lo más óptimos posibles.
  • Tiene que tener un estado físico y mental en excelentes condiciones. Ninguna enfermedad genética o de trasmisión sexual. Todos los aspectos de la salud se deben de tener en cuenta.
  • Firmar un contrato de acuerdo a esta donación.

Después, las candidatas tiene que pasar por diferentes controles médicos y estudios para detectar enfermedades como:

  • Hepatitis.
  • Sífilis.
  • Marcadores de VIH.
  • Rubeola.
  • Infección por gonorrea y clamidias.

Además se deberán de conocer los antecedentes familiares y personales aparte de los físicos como:

  • Estatura.
  • Peso.
  • Color de piel, ojos y pelo.
  • Textura del pelo.
  • Raza.
  • Grupo sanguíneo y factor Rh.

 

Una vez llegados a este punto, comienza el ciclo de donación, este consiste en la estimulación del ciclo ovárico de la donante a través de inyecciones hormonales durante un periodo de 3 a 4 semanas para conseguir múltiples ovarios. El objetivo es garantizar una mayor eficacia ya que no todos los óvulos obtenidos serán útiles.

La mayoría de estos óvulos se usan en tratamientos como la fecundación in vitro, cuando la complicación en la reproducción es de la mujer.

¿Sabías que…?

Posibilita la congelación de óvulos durante un tratamiento de reproducción asistida, utilizando únicamente unos pocos, lo que evitaría los problemas éticos y/o morales relacionados con la producción y congelación de embriones que presentan algunas parejas.