Ovodonación

donacion-taheFertilidad
Según la Sociedad Española de Infertilidad, en nuestro país un 15% de las parejas son infértiles. Aunque la mayoría logra la fecundación a través de los diferentes tratamientos usando ambos gametos de la pareja, muchas no consiguen hacerlo y tienen que decantarse por la ovodonación, es decir la donación de óvulos.

Cada caso es diferente y existen muchos motivos para este tipo de tratamiento. Pero en general hemos detectado que las mujeres que suelen necesitarlo es por causas físicas relacionadas con problemas de:

  • Fallos ováricos precoces, como una menopausia adelantada entre 15 y 20 años antes de lo que en realidad debería de ser.
  • Esterilidad debida a enfermedades en las que se han necesitado tratamientos muy agresivos, como pueden ser quimioterapia o radio terapia.
  • Extirpación de ovarios por razones tumorales.
  • Enfermedades genéticas que provienen de la rama familiar.
  • Mala calidad ovárica.
  • Inefectividad de otros tratamientos de concepción.

¿Quiénes donan óvulos?

Del mismo modo que existen donantes de sangre y órganos, hay mujeres que donan sus óvulos de una forma voluntaria, altruista y anónima. Las donantes son mujeres jóvenes y sanas, a las que previamente a la donación se les realizan más controles de salud de los que exige la legislación española. Estos controles incluyen un estudio de sus cromosomas (cariotipo), se comprueban si son portadoras de las mutaciones que provocan la fibrosis quística o el síndrome del cromosoma X frágil, se les realizan análisis para detectar enfermedades de transmisión sexual como SIDA, hepatitis B y C, etc., además de una revisión ginecológica, una historia familiar completa y un estudio psicológico.

La ovodonación es un acto generoso en el que ayudas a otras mujeres a conseguir su sueño de ser madres cuando no lo pueden hacer por otros medios.

¿Cómo se hace?

Si quieres formar parte de la ovodonación te contamos los métodos que se usan para la obtención de los óvulos. A través de:

  • Laparoscopia: mediante una incisión por debajo del ombligo, se introduce un laparoscopio, junto con una aguja hueca, con ella se procede a la extracción de los óvulos. Puede que se necesite el uso de la anestesia general.
  • Ultrasonidos: Se usa una aguja hueca guiada por un ultrasonido. La aguja se puede introducir a través de la uretra o la vagina y se sacan los óvulos.

Después de la intervención, deberás de guardar reposo unas 24 horas y volver a la clínica Tahe para someterte a una revisión.

La operación se realizará una vez que se encuentre a la donante perfecta para la paciente. Una vez que se descubra, se deben de sincronizar los ciclos menstruales de ambas mujeres, es decir deben encontrarse en la misma fase de su periodo. Esto se consigue a través de fármacos. Una vez extraído, se introduce en la receptora, a la cual se le ha preparado a través de la medicación adecuada el endometrio para que sea capaz de albergar el embrión.

Existen algunas circunstancias en las que una mujer deja de producir óvulos maduros capaces de ser fecundados, una de ellas, y la más conocida, es la menopausia que se alcanza entre los 40 y los 50 años. En otras ocasiones se produce este problema en edades más tempranas, es lo que se denomina fallo ovárico precoz, mujeres con 30 años entran en menopausia, por lo que no podrían tener hijos. Existen otros casos más dramáticos como el de la extirpación de los ovarios por cáncer, etc. Estas mujeres solo pueden gestar mediante la donación de ovocitos de otras.

¿Cuándo se recurre a este tratamiento?
¿Qué pasos debes seguir?

Los casos en los que una paciente tiene que recurrir a la donación de óvulos son:

  1. Mujeres con menopausia fisiológica o precoz, conocida como fallo ovárico precoz.
  2. Mujeres que han quedado estériles tras tratamiento con quimio y/o radioterapia.
  3. Mujeres que producen repetidamente óvulos de mala calidad o que no responden a la administración de hormonas por lo que no producen óvulos maduros.
  4. Mujeres con fallos repetidos de tratamientos de reproducción asistida.
  5. Mujeres que portan alguna enfermedad genética que no puede ser diagnosticada en el embrión.

A las pacientes receptoras de ovocitos hay que prepararles el útero para que los embriones puedan implantar, para ello se les administra una medicación que básicamente reproduce la fase de anidación de un ciclo menstrual normal. Cuando están preparadas se selecciona una donante de óvulos con características físicas similares a las suyas.

¿Sabías que…?

Posibilita la congelación de óvulos durante un tratamiento de reproducción asistida, utilizando únicamente unos pocos, lo que evitaría los problemas éticos y/o morales relacionados con la producción y congelación de embriones que presentan algunas parejas.

Contacta con nosotros ahora