Masculinas

Análisis de semen o seminograma

Para realizar el análisis de la calidad seminal la prueba más sencilla y que más información nos da es el espermiograma o seminograma, pero también es importante saber que aunque hayan espermatozoides en el eyaculado, esto no quiere decir que sean fértiles.

¿Cómo debes recoger la muestra?
¿Qué analizamos en un seminograma?
  • La muestra de semen se recoge por masturbación en un recipiente estéril de boca ancha, como los que se utilizan en los análisis de orina, este recipiente te lo entregamos en Tahe Fertilidad o también puedes comprarlo en la farmacia.
  • Nunca se debe utilizar preservativo ya que contienen espermicidas y obtendríamos un resultado erróneo.
  • Debe pasar el menor tiempo posible desde la recogida del semen hasta ser entregado al laboratorio, nunca más de una hora.
    1. Cuando se entrega la muestra al personal de Tahe Fertilidad es importante indicar:
    2. La hora de recogida de la muestra.
    3. Si se ha perdido parte de la muestra durante el proceso.
    4. Si ha tenido alguna enfermedad y/o fiebre en los últimos 3 meses.
    5. Si esta tomando alguna medicación.
    6. Los días transcurridos desde el último eyaculado, ya que el espermiograma se debe hacer entre 3 y 5 días después.
  • Volumen del eyaculado: La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera normal un volumen superior a 1,5 ml. Si la muestra presenta menos de 1,5 ml hay que preguntarle al varón si la ha recogido correctamente, ya que cuando el volumen es bajo podría existir un problema en las vesículas seminales o incluso una obstrucción de los conductos deferentes. Por el contrario, un volumen de eyaculado por encima de 6 ml podría deberse a una hipertrofia de las vesículas seminales o a un excesivo tiempo de abstinencia sexual.
  • pH: Alteraciones del pH seminal son indicativas de fallos a nivel de la próstata o de las vesículas seminales.
    Viscosidad: Es importante determinarla ya que una viscosidad elevada puede dificultar el movimiento de progresión de los espermatozoides.
  • Licuefacción: Una muestra seminal normal se licúa a temperatura ambiente aproximadamente en 15-30 minutos posteyaculación pero, a veces transcurridos 60 minutos no lo ha hecho. Esto debe hacerse constar en el informe ya que podría ser indicativo de una insuficiencia de una enzima de origen prostático.
  • Color: El semen humano es normalmente un líquido homogéneo opalescente de color blanquecino amarillento. Un color del eyaculado diferente podría indicar alguna inflamación en la vía seminal, infección, etc., por ejemplo un color rosáceo indicaría la existencia de sangre en el eyaculado.
  • Aglutinación: Se considera que un eyaculado presenta aglutinación cuando se observan grupos de espermatozoides móviles unidos entre sí, lo que provoca que no se desplacen. La aglutinación puede ser indicativa de presencia de anticuerpos antiespermatozoides en el eyaculado, pero no siempre es así.
  • Leucocitos: La presencia de un alto número de leucocitos en el eyaculado podrían indicar que existe una infección de la vía seminal, que habría que diagnosticar y tratar.
  • Cantidad de espermatozoides: Es muy importante la cantidad de espermatozoides presentes en el eyaculado, ya que un bajo número puede ser la causa de la esterilidad. La OMS considera normal una concentración de más de 15 millones de espermatozoides por mililitro, aunque esto no quiere decir que no se pueda conseguir gestación con valores inferiores.
  • Motilidad de los espermatozoides: El porcentaje de espermatozoides móviles también es un parámetro muy importante para considerar un semen fértil o no, ya que debe haber un número suficiente de espermatozoides móviles para que una vez depositados en la vagina durante el coito, se desplacen hasta encontrar el óvulo en la trompa de Falopio.
  • La OMS describe la movilidad en tres categorías:
    1. Móviles progresivos (MP): Espermatozoides con desplazamiento rectilíneo o en curvas.
    2. Móviles no progresivos(NP): Espermatozoides con movimiento circular, se mueven pero no se desplazan.
    3. Inmóviles (IM): Espermatozoides inmóviles, no se mueven en absoluto.
  • Morfología espermática: Este aspecto del seminograma es el más controvertido y ha sido muy difícil lograr un consenso sobre él. Una vez definido lo que es un espermatozoide normal se considera que un eyaculado debe tener al menos un 4% de éstos para ser considerado normal.
  • Vitalidad espermática: La vitalidad indica los espermatozoides que están vivos, no siempre coincide con los que presentan motilidad. Una muestra de semen puede presentar todos los espermatozoides inmóviles pero no todos “muertos”, y este punto es muy importante a la hora de hacer una microinyección espermática (ICSI). La OMS considera un semen normal cuando tiene por encima del 58 % de espermatozoides vivos.

CAPACITACIÓN DIAGNOSTICA

Consiste en la realización de una preparación seminal, igual a la que realizaríamos para un tratamiento de inseminación artificial, pero con el fin de diagnosticar si la muestra seminal del paciente, tiene suficiente calidad para poder ser utilizada en inseminaciones artificiales o si la pareja debe ser sometida a una fecundación in vitro (FIV).Esta prueba es utilizada en varones con una calidad seminal intermedia con el fin de ayudarnos a la hora de decidir el tratamiento más adecuado para la pareja.

Integridad del ADN del espermatozoide

En el laboratorio de andrología de TAHE FERTILIDAD podemos determinar la presencia de roturas en las cadenas de ADN del espermatozoide. Estas roturas pueden ser provocadas por algunas patologías del varón y podría ser la causa de fallos de implantación embrionaria e incluso de abortos. Así que diagnosticando la presencia de un alto grado de fragmentación del ADN espermático de un paciente podemos plantearle a la pareja diferentes opciones terapéuticas.

FISH de espermatozoides

Por medio de la técnica de FISH (Fluorescence in situ Hybridization) se analizan los cromosomas que portan los espermatozoides. Éstos al igual que los óvulos tienen 23 cromosomas, el resto de células del cuerpo tienen 46. Cuando un espermatozoide en lugar de 23 cromosomas porta 22 ó 24, el embrión resultante también tendrá cromosomas de más o de menos, lo que dará lugar a abortos o a fallos de implantación. Por tanto será en las parejas que presenten estos problemas en las que se solicitará este análisis, así como en aquellas en las que el varón tenga un muy bajo recuento espermático.

Si un paciente presenta un mayor porcentaje de espermatozoides con alteraciones en el número de cromosomas será necesario estudiar los embriones de la pareja para poder identificar los que son cromosómicamente normales. Esto se hará por medio de un ciclo de fecundación in vitro con Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).

embryoscope-es
primera-visita
financiamos
visita-virtual

Contacta con nosotros ahora