Guía para la recogida de la muestra de semen

El estudio de fertilidad más común en el hombre es el espermiograma o seminograma. Es un análisis del semen obtenido por masturbación, que nos va a permitir conocer, principalmente, la concentración, motilidad, vitalidad y morfología de los espermatozoides. Preferiblemente se debe realizar en el laboratorio de una clínica de fertilidad, ya que cuentan con más experiencia que un laboratorio de análisis general.

Para recoger la muestra de semen debemos seguir unas pautas que nos aseguren que el resultado de la analítica sea representativo de la calidad del eyaculado. En primer lugar, se recomienda una abstinencia sexual de 3 a 5 días. NUNCA se debe utilizar preservativo para la recogida ya que contienen espermicidas que “matan” a los espermatozoides. Tampoco se debe mezclar la muestra seminal con saliva ya que ésta también tiene un efecto deletéreo. No se aplicarán pomadas o cremas lubricantes en los genitales durante las 8 horas anteriores a la recogida del eyaculado. Es aconsejable lavar el pene con agua y jabón, aclarando con abundante agua.

La muestra de semen se recogerá por masturbación, nunca por coitus interruptus,  directamente en un recipiente estéril de boca ancha, como los que se utilizan en los análisis de orina. Es importante que todo el eyaculado se deposite en el bote. Si la muestra no se recoge en la clínica se debe entregar al laboratorio en el menor tiempo posible, siempre menos de una hora, ya que los espermatozoides se deterioran una vez han sido eyaculados. Así mismo, durante el traslado al Centro, deberá protegerse del frío y del calor extremo.  Una buena idea para ello es llevar el frasco en el bolsillo del pantalón.

Al entregar la muestra al personal del laboratorio es importante indicar la hora de recogida, si se ha perdido parte de la muestra durante el proceso, pues en este caso habría que repetir el análisis, así como informar si el paciente ha tenido alguna enfermedad y/o fiebre en los últimos 3 meses, si se ha sometido a alguna operación quirúrgica, especialmente testicular, si está tomando alguna medicación y los días transcurridos desde la última eyaculación. Y por último, si tiene cualquier duda a la hora de realizar la prueba acuda siempre a la opinión de un profesional.

¿Cuáles son los resultados óptimos de un espermiograma?

Es difícil definir los valores óptimos, ya que la fertilidad de una pareja depende no solo de la calidad seminal. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la última edición de su manual para el estudio del semen humano, en vez de definir los valores de normalidad, presenta los niveles de referencia más bajos de los parámetros seminales de 4.500 hombres, de 14 países, que habían tenido al menos un hijo en un periodo de 12 meses previo al estudio, con el fin de definir un semen “fértil”. Estos valores son:

Volumen: 1,5 mililitro (ml)

Número total de espermatozoides: 39 millones por eyaculado

Concentración de espermatozoides: 15 millones por ml

Vitalidad: 58% vivos

Motilidad progresiva: 32%

Motilidad total (progresivos y no progresivos): 40%

Formas con morfología normal: 4%

Esto quiere decir que si su semen está dentro de estos valores, se encuentra en la media de los hombres fértiles, pero no garantiza su fertilidad.