Fragmentación de ADN de doble cadena. Chip Fertile TM

La fragmentación de ADN es, como su nombre indica, la rotura de las cadenas que conforman nuestro material genético. A ella hemos dedicado entradas anteriores.

¿Entonces, qué hay de nuevo?

Las técnicas habituales de selección espermática se realizan mediante gradientes de densidad o Swim-up, tras los cuales, los espermatozoides son rigurosamente seleccionados por los embriólogos antes del ICSI. En muchas ocasiones, esta selección no es suficiente, ya que a simple vista no se puede conocer la integridad del ADN del espermatozoide, es decir, la presencia de fragmentación de ADN, así como se desconoce si esta fragmentación ocurre sobre una de las cadenas, rotura de cadena sencilla, o sobre ambas cadenas, rotura de doble cadena. Para determinar el tipo de daño utilizamos el ensayo Cometa neutro, con una alta sensibilidad en la detección de daño en el ADN del espermatozoide.

Para las roturas de cadena sencilla, más fáciles de reparar, existen desde hace años distintas técnicas tanto diagnósticas como selectivas. Pero hasta ahora poco o nada se podía hacer con las muestras de semen que presentaban un alto porcentaje de espermatozoides con rotura de doble cadena de ADN, lo que relaciona a estos pacientes con una cinética embrionaria más lenta, aumento de fallo de implantación y mayor predisposición de aborto. Recientemente, se ha desarrollado de forma conjunta entre la Universidad de Harvard y el Massachusetts Institute of Technology (MIT), un sistema de selección espermática basado en la microfuídica, el Chip FertileTM. Esta cámara fluídica permite seleccionar aquellos espermatozoides con mejor motilidad y morfología, menores niveles de especies reactivas de oxígeno (ROS) y sobre todo menor fragmentación de doble cadena de ADN.

Chip FertileTM es un portaobjetos especial de un solo uso que tiene unas cámaras conectadas mediante un canal microfluídico. La muestra de semen se deposita en la cámara de entrada y los espermatozoides que han sido capaces de nadar a través del canal se recogen en la de salida. Esta técnica no precisa de ninguna manipulación de la muestra, como la centrifugación, que podría alterar la calidad seminal.

Tahe Fertilidad pone a vuestra disposición esta pionera técnica para ayudaros en el camino hacia vuestro objetivo. Nuestro equipo de profesionales os asesorará sobre qué técnica es más adecuada y os proporcionará algunos consejos complementarios para que la fragmentación del ADN espermático ya no sea un obstáculo hacia vuestra meta.