Fecundación in vitro o Fiv

En muchas ocasiones, las posibilidades de ser padres se complican y no sabemos el por qué. Para solucionar estos problemas, la ciencia ha ido desarrollado nuevas técnicas, tratamientos y servicios en favor de la fertilidad. Entre ellos nos encontramos con uno de los métodos más conocidos y usados, la fecundación in vitro, también llamado fiv.

¿Qué es la fecundación in vitro o Fiv?

Este procedimiento de concepción asistida consiste en la fertilización de un óvulo fuera del útero para posteriormente introducirlo. Las personas que necesitan de la donación de ambos gametos se pueden beneficiar de esta donación por parte de parejas sometidas a tratamientos de reproducción asistida.

Se usa en casos de infertilidad en la mujer por:

  • Trastornos para ovular.
  • Bloqueo de las trompas de Falopio.
  • Daños en las trompas de Falopio.
  • Endometriosis.

O en caso de problemas en el hombre nos podemos encontrar con:

  • Baja cantidad espermática.
  • Poca movilidad de los espermatozoides.
  • Líquido seminal muy denso que impide la correcta movilidad.

fecundacion in vitro

Como las complicaciones que se pueden encontrar a la hora de tener un hijo pueden ser por parte de uno o de los dos miembros de la pareja, el método fiv puede ser usado en diferentes formas:

  • Con óvulos propios y semen de la pareja, lo que es más conocido como fecundación in vitro propia.
  • Con óvulos de donante y el semen de la pareja.
  • Con óvulos propios y semen de un donante.
  • Con óvulos y semen de donantes.

Con este procedimiento, seis de cada diez mujeres consiguen ser madres. En Tahe Fertilidad, ofrecemos este tipo de tratamiento siempre que nuestros profesionales crean que es lo más indicado para cada caso en concreto. Nuestro equipo pone a plena disposición de nuestros pacientes toda la experiencia médica, biológica y psicológica, y todos los avances tecnológicos para conseguir que sean padres. Además, para nosotros cada paciente es un mundo y ofrecemos una atención individualizada y personal. Por otro lado, no solo nos centramos en parejas heterosexuales, sino que también ofrecemos opciones y tratamientos para mujeres solas, gracias a que contamos con un banco de donantes. Además, las parejas homosexuales que deseen ser madres pueden serlo gracias a nosotros, les ayudaremos en todo lo que podamos. Entra en nuestra web, y pídenos toda la información que necesites, www.tahefertilidad.es.

Pasos para una fecundación in vitro o Fiv

Si lleváis buscando un hijo más de un año y no ha habido suerte, es posible que haya llegado la hora de plantearse que tal vez haya algún problema a la hora de concebir. Pueden ser por muchísimas razones. En algunos casos, las complicaciones son más fáciles de resolver que otros. Desde la inseminación artificial, hasta la fecundación in vitro o la donación de óvulos, son algunos de los tratamientos que puede encontrar en nuestro centro Tahe Fertilidad.

Si ya habéis probado procedimientos como la inseminación artificial y no han tenido los resultados esperados, es el momento de probar nuevos tratamientos como puede ser la fiv. Sabemos que es un proceso largo y complejo, pero es uno de los métodos más estudiados y usados de todos los tiempos.

En la fecundación in vitro hay diferentes fases que exponemos a continuación:

Estimulación ovárica

El objetivo de esta fase es aumentar la producción de ovocitos y aumentar las posibilidades de éxito, obteniendo más de un óvulo que es lo que produce el ovario de una mujer por ciclo, de forma natural. Para la estimulación utilizamos fármacos hormonales cuya respuesta es minuciosamente controlada con ecografías y determinaciones analíticas en sangre, para las que no es necesario estar en ayunas. El tratamiento completo es rápido, entre 8 y 12 días.

Recogida de los óvulos o extracción

Este procedimiento se lleva cabo 3 días después de la estimulación ovárica. Consiste en la aspiración folicular, es decir la extracción de los óvulos, por medio de ecografía vaginal. Se realiza en el quirófano bajo sedación y su duración es de entre 15 y 20 minutos. La paciente podrá abandonar la clínica 3 o 4 horas después del procedimiento.

Preparación del semen

El varón facilita al centro una muestra de semen que se procesa en el laboratorio para obtener la mayor cantidad posible de espermatozoides móviles.

Inseminación o fecundación de óvulos

Después de 4-6 horas desde la extracción de los óvulos, se realiza la fertilización (se ponen en contacto los óvulos con los espermatozoides en un medio de cultivo adecuado), las técnicas usadas dependerán del problema de esterilización que sufra la pareja. Una vez que se produzca la fecundación, será necesario cultivar el embrión para su desarrollo.

Observación del cultivo embrionario

Transcurridas unas 16-19 horas desde la inseminación se comprueba cuantos óvulos han fecundado. Éstos se separan y se incuban en un medio de cultivo que les permite desarrollarse en las mejores condiciones. Suelen estar entre 2 y 5 días en el incubador, hasta que están preparados para ser transferidos al útero.

Transferencia embrionaria

Se realiza por vía vaginal, a través del orificio cervical interno, hasta el interior del útero. No es dolorosa por lo que no requiere anestesia. Se lleva a cabo con una cánula flexible y muy fina. El momento para realizar la transferencia depende de cada caso particular. Es imprescindible tener en cuenta las características de los embriones y de la paciente. Los embriólogos aconsejan el momento más idóneo entre el 2º y 6º día después de obtener y fecundar los ovocitos. El número de embriones a transferir se decide teniendo en cuenta muchos factores: deseo de la pareja, duración de su esterilidad, causas de la misma, edad materna, etc. La legislación española permite transferir un máximo de 3 embriones por ciclo.

fiv

Nuestro equipo estará contigo durante todo el proceso, para nosotros las personas son lo primero. Si te interesa o tienes dudas, puedes llamarnos al teléfono 968 901 903 o rellenar nuestro formulario de contacto. Estaremos encantados de atender tu caso y ayudarte en todo lo que esté de nuestra mano.

¿Sabías que…?

Los tratamientos de Reproducción Asistida han minimizado sus efectos secundarios. Con estos tratamientos no se altera el aparato reproductivo ni el resto del cuerpo.

Contacta con nosotros ahora