¿Cómo el estrés afecta a la fertilidad?

estres afecta fertilidad

El estrés puede ser causante de problemas tanto en la mujer, afectando a su ovulación y a su ciclo menstrual, como en el hombre, produciendo cambios en la cantidad y en la calidad de los espermatozoides y pudiéndose ver alterado, por parte del espermatozoo, el proceso de fecundación del óvulo.

 

En el caso de las mujeres, el ciclo menstrual se regula por hormonas producidas en el hipotálamo, el mismo centro que regula también la producción de hormonas en respuesta al estrés, lo que puede ser causa de problemas reproductivos en algunas parejas e incluso llevar a la mujer a la supresión de su ciclo menstrual.

Al estresarnos también se producen mayores cantidades de prolactina en la hipófisis, provocando irregularidades en la ovulación.

En estados de mucho estrés se producen grandes cantidades de adrenalina y noradrenalina, y dado que el aparato reproductor femenino contiene receptores para estas hormonas, los niveles de respuesta al estrés pueden afectar al proceso de la fecundación, al interferir con el transporte del óvulo y de los espermatozoides a través de la trompa de Falopio, o de la implantación, alterándose el flujo sanguíneo uterino.

En el caso de los hombres, el estrés también puede reducir la cantidad y calidad de sus espermatozoos. Numerosas investigaciones demuestran un menor volumen seminal y una menor concentración de espermatozoides, así como la disminución, en casos de estrés crónico, de la movilidad de los mismos. Esto se atribuye a alteraciones en las hormonas reguladoras de la producción espermática.

Además de estos efectos directos, el estrés también puede disminuir la libido y ser causa de disfunción eréctil, dando como resultado una reducción en la frecuencia y en la calidad de las relaciones sexuales y afectando indirectamente a la fertilidad de la pareja.