Dudas que me surgen cuando estoy en tratamiento de fertilidad y no me atrevo a preguntar (II).

Continuamos con las dudas que te pueden surgir y no te atreves a preguntar.

5. Me han dicho que beba 3 o 4 vasos de agua para ir con la vejiga llena a la transferencia, ¡vaya tontería! ¡Seguro que no es tan importante y a mí me cuesta mucho retener el pipí!

En las instrucciones para el día de la transferencia se indica que bebas agua con el fin de que la vejiga urinaria este llena, ¿por qué? En primer lugar porque la ecografía que se te hará para transferir los embriones será abdominal y la vejiga llena de líquido favorece la visualización de todo el proceso, pero es que además al llenarse la vejiga desplaza al útero lo que facilita la introducción de la cánula en su interior.

No te preocupes, debido a lo llena que esta la vejiga y a la presión que se hace durante la ecografía, puedes tener la sensación de que no vas aguantar y que  vas a orinar. Es solo una sensación, pero si ocurriera, ten por segura que no es la primera vez que pasa.

6. Después de la transferencia embrionaria me da miedo levantarme de la cama, no sea que se caiga el embrión.

Esta duda es muy común: “¡Si me han colocado el embrión allá abajo mientras estaba tumbada, en cuanto me levante se va a caer! ¡Cómo vaya al baño se me van a desprender los embriones!” No te preocupes, eso no va a suceder. Se te recomendarán unas pautas de vida para después de la transferencia, pero en la gran mayoría de los casos se te dirá que hagas vida normal. ¡El embrión se mantendrá en el útero hasta el momento de la implantación! Puedes ir al cuarto de baño cuando se te indique y no hace falta que hagas reposo absoluto hasta el día de la prueba de embarazo, incluso hay algún trabajo científico que demuestra que hay menor tasa de gestación cuando las pacientes hacen reposo absoluto después de la transferencia de embriones.

 7. Me han hecho una transferencia de embriones, ¡seguro que estoy embarazada!

Por desgracia esto no es así, la transferencia de embriones no asegura al 100% una gestación. Ésta dependerá de muchas cosas, el tipo de tratamiento, la causa de esterilidad o la edad de la paciente, entre otras, afectan al resultado del tratamiento. En la actualidad, las tasas de gestación son mayores que hace unos años. La introducción en el laboratorio de nuevos medios de cultivo, nuevas técnicas de preparación de las muestras seminales como los MACS, o de nuevas incubadoras, como el EmbryoScope , han posibilitado este incremento pero no son del 100%. Aquí puedes ver las estadísticas de Tahe Fertilidad del último año.

 8. Nadie se queda embarazada en el primer intento.

Como hemos visto en el punto 7, hay pacientes que creen que una transferencia es sinónimo de embarazo, pero existe también quien cree todo lo contrario, que se necesitan varios tratamientos para conseguir una gestación. Esa afirmación es completamente falsa, hay pacientes que lo consiguen en el primer intento y otras que no.

 9. ¿Puedo tener relaciones sexuales después de la transferencia? ¿Cuantos días tengo que esperar? ¿Afectará al resultado si practico sexo después de la transferencia embrionaria?

Es normal tener dudas sobre este tema, ya que el sexo es una parte importante de nuestra vida y de la relación con nuestra pareja. No existe información definitiva sobre la idoneidad o no de tener relaciones sexuales después de una transferencia embrionaria. En Tahe Fertilidad aconsejamos no mantener relaciones sexuales hasta pasados 4 días de la transferencia embrionaria por varios motivos: si se ha realizado una punción folicular los ovarios están estimulados por lo que habrán incrementado su tamaño, así, al tener relaciones sexuales con penetración se podrían desplazar, causando dolor en la mujer. Además, el orgasmo puede provocar contracciones uterinas, lo que no estaría indicado en el momento de la implantación embrionaria.

 10. ¿Puedo bañarme en el mar, la piscina, mi bañera, después de la transferencia embrionaria?

Nuestro consejo es que lo evites ya que el agua puede diluir la progesterona vaginal, en todo caso nunca debes bañarte antes de que se haya absorbido toda la progesterona. Por supuesto que te puedes duchar todas las veces que quieras.

Te invitamos a que nos comentes cuales son las dudas que tienes sobre los tratamientos de reproducción asistida.