Congelar óvulos, la mejor opción para posponer la maternidad

Congelar óvulos una opción para mujeres jóvenes que deciden tener un hijo más adelante.

Muchas mujeres deciden posponer su maternidad por muchas y diferentes razones, desde padecer algún tipo de enfermedad, hasta tener una seguridad monetaria, encontrar la pareja ideal o incluso no encontrarse preparadas para ser madres. Por esto, mujeres jóvenes deciden congelar sus óvulos y tener un hijo más adelante, cuando las condiciones sean las más adecuadas.

congelar ovulos

Congelar óvulos con la técnica de vitrificación

La vitrificación de ovocitos es la técnica más usada para congelar óvulos. Se basa en asegurar que no se forme hielo en el interior celular evitando así que se destruyan a la hora de descongelarlos. Es mejor hacer este proceso con óvulos jóvenes porque tienen mayor capacidad de fertilidad y calidad. Cuanto más mayores se haga este paso, más viejo será el ovulo y más anomalías se pueden encontrar.

La vitrificación de óvulos está indicado especialmente para ciertos casos:

  • Por tratamientos agresivos de quimioterapia o radioterapia, donde se decide, antes de someterse a ellos, la extracción de óvulos.
  • Aumentar la posibilidad de embarazo.
  • Retrasar la futura maternidad.
  • En pacientes con endometriosis que quieren preservar su fertilidad.

Los óvulos se pueden almacenar el tiempo indefinido, y se recomienda que se almacenen entre 20 y 25 en un persona de 33 años, aunque si supera esa edad se deben de congelar un mayor número ya que habrá menos óvulos saludables. El éxito de conseguir un embarazo con este procedimiento ha ido creciendo a medida que ha ido mejorando la tecnología. Y no se han encontrado anomalías en el feto, defectos en el nacimiento o anormalidades microscopias por usar este método.

La recolecta de óvulos se hace cerca del principio del ciclo menstrual, se toman medicamentos para estimularlos y producir varios a la vez. Mediante análisis hormonales se concretará cuando los óvulos esta lo suficiente maduros para ser extirpados. Cuando se llegue a ese punto, y estés lista para la extracción, se aplicará anestesia y a través de una aguja insertada en la pared vaginal y con un ultrasonido como guía, serán removidos. Esta intervención suele durar media hora y normalmente recolectan entre 5 y 25 óvulos.

Si estás interesada en congelar tus óvulos, infórmate de todo en nuestra página web www.tahefertilidad.es y elige tú el momento en el que quieres ser madre.