Congelar óvulos, una opción para mujeres que deciden posponer su maternidad por diferentes razones

Muchas mujeres deciden aplazar su maternidad por muchos y diferentes motivos, desde padecer algún tipo de enfermedad, hasta encontrar una pareja o incluso encontrarse preparadas para ser madres.

 

congelar ovulos

Congelar óvulos con la técnica de vitrificación

La vitrificación de ovocitos es la técnica más usada para crioconservar ovocitos ya que ha demostrado ser mucho más eficiente que la congelación lenta. Evita que se formen cristales de hielo en el interior de las células que las destruirían. La vitrificación ovocitaria ofrece mejores resultados cuando se hace en mujeres jóvenes, ya que sus ovocitos tienen una mayor calidad, y por tanto más capacidad de fecundar y desarrollar buenos embriones. Cuanto mayor sea la edad de la paciente, el óvulo presentará peor calidad y más anomalías.

 

¿Para quién está indicada?

La vitrificación de ovocitos se recomienda para:

  • Mujeres que se van a someter a tratamientos agresivos de quimioterapia o radioterapia que pueden producir la destrucción del tejido ovárico.
  • Mujeres con endometriosis severa.
  • Mujeres que padecen alguna enfermedad autoinmune.
  • Mujeres con o sin pareja que deseen postergar la maternidad.
  • Mujeres que se van a someter a una fecundación in vitro y no desean crioconservar embriones.

 

¿Cuántos ovocitos se necesitan?

Diversos estudios realizados recomiendan que el número de ovocitos que se debería almacenar es entre 20 y 25 si la mujer tiene menos de 35 años. Si se supera esa edad habría que vitrificar una mayor cantidad ya que habrá menos óvulos de buena calidad. Aunque siempre debe quedar claro al paciente que estos ovocitos crioconservados le darán la posibilidad de realizar una fecundación in vitro en el futuro, y que tendrá una alta posibilidad de conseguir un embarazo pero ésta no es del 100%.

Una vez vitrificados, los óvulos se pueden almacenar por tiempo indefinido.

 

¿Cómo es el proceso para obtener los ovocitos?

El proceso al que se debe someter una mujer para vitrificar sus ovocitos es similar al de una fecundación in vitro, finalizando el procedimiento tras la obtención y vitrificación de los óvulos, no generándose embriones.

Así, el primer paso es la estimulación ovárica mediante la medicación correspondiente. La paciente se someterá a controles ecográficos cada 48-72 horas hasta que los folículos alcanzan un tamaño adecuado. En ese momento, se desencadenará la maduración de los ovocitos, para a las 36 horas proceder a su recuperación mediante una punción folicular. Ésta se llevará a cabo en el quirófano con sedación para prevenir cualquier molestia. Este proceso suele durar entre 15 y 20 minutos. Transcurridas unas 2 horas y tras haber retirados las células que rodean a los ovocitos, se procederá a su vitrificación. Desde que comienza la estimulación ovárica hasta que se vitrifican los óvulos transcurren unos 12-15 días.

Si estás interesada en congelar tus óvulos, infórmate de todo en nuestra página web www.tahefertilidad.es y elige tú el momento en el que quieres ser madre.