Calidad embrionaria, ¿Cuáles son los mejores embriones?

Recientemente se ha publicado la tercera edición de los “Criterios ASEBIR de Valoración Morfológica de Oocitos, Embriones Tempranos y Blastocistos Humanos”. Lo que los embriólogos clínicos conocemos como “la clasificación de ASEBIR” (Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción). Básicamente, es una guía para clasificar los ovocitos, cigotos y embriones, que nos permite saber cuáles tienen, teóricamente, más posibilidad de producir una gestación. Existen más clasificaciones, pero la de ASEBIR es la más utilizada por los laboratorios de reproducción asistida españoles.

El fin último de un laboratorio de FIV es conseguir embriones de máxima calidad, para que una vez transferidos a una mujer den un embarazo y nazca un niño sano. Muchos son los factores que están implicados en este proceso, y les dedicaremos una entrada específica en nuestro blog, pero es de crucial importancia saber cuáles son los embriones que tienen las máximas posibilidades de éxito en cada tratamiento.

Vamos a intentar resumir las claves de la clasificación embrionaria de ASEBIR para que así entendáis mejor como son los embriones cuando os lo explique un embriólogo.

En primer lugar, decir que la transferencia embrionaria en Tahe Fertilidad se lleva acabo habitualmente en día +3 o día +5, dependiendo del historial de los pacientes, así como de la calidad de los embriones. El día 0 se considera el de la punción folicular y la inseminación. El día +1 es el de la fecundación y primera división embrionaria, el día +3 es en el que el embrión suele tener 8 células y es cuando se pone en marcha el mecanismo genético del embrión, hasta ese día el desarrollo ha estado dirigido por el ovocito. En el día +5 los embriones suelen alcanzar el estadio de blastocisto.

Algunos de los parámetros que se utilizan para realizar la clasificación de los embriones son:

  • Momento de la primera división embrionaria. Cuando el embrión se divide en 2 células antes de las 25-27 horas desde la inseminación presenta más probabilidades de producir un embarazo.
  • Número de células del embrión y su simetría, es decir, cuantas células tiene y si son de tamaño parecido o no. El número ideal de células en día +2 es de 4, y de 8 en día +3. Los embriones con todas las células de un tamaño parecido tienen más capacidad de implantación.
  • Porcentaje y tipo de fragmentación celular. Un fragmento celular se define como una estructura sin núcleo formada por citoplasma y rodeada de membrana celular, es decir, un trozo de célula. La presencia de muchos fragmentos reduce la capacidad de producir embarazo de un embrión.
  • Formación de mórula compacta. En el día +4 no se deben distinguir las células del embrión, ya que deben estar muy juntas, formando una especie de masa compacta, es la mórula.
  • Formación del blastocisto. El día +5 el embrión habrá formado un blastocisto. No todos los embriones llegan hasta este estadio, aunque tengan una buena morfología en días anteriores, es por lo que el cultivo hasta este día nos puede permitir realizar una mejor selección embrionaria, pero como todo, depende de cada caso y del historial del paciente.
  • Otros parámetros que se valoran de forma negativa son la presencia de vacuolas, células con más de un núcleo, el grosor de la zona pelúcida (la cubierta externa del ovocito y del embrión), presencia del anillo citoplasmático, etc.

Con toda la información que se obtiene de la observación de los embriones durante su desarrollo, el embriólogo otorga a cada uno de ellos una gradación que nos facilitará la elección de los mejores para la transferencia:

  • Calidad A:son los embriones que tiene los parámetros idóneos durante todo su desarrollo, son  los de mejor calidad y máxima capacidad de implantación,
  • Calidad B: son embriones de buena calidad y capacidad de implantación. Durante su desarrollo han tenido casi todos los parámetros de calidad óptimos.
  • Calidad C:estos embriones tienen una calidad y capacidad de implantación mediana, acumulan algunos parámetros de desarrollo deficientes.
  • Calidad D:embriones de baja calidad y capacidad de implantación. No cumplen con casi ningún parámetro de desarrollo adecuado. Estos son los embriones que ningún paciente querría tener.

Por estadística, los embriones de calidad A tienen mayor probabilidad de producir un embarazo, y los de calidad D los que menos. Aunque esto no quiere decir que todos los embriones de tipo A den embarazo y que todos los clase D no lo produzcan. Como hemos dicho antes, es estadística.

La decisión de cuándo y cuántos embriones se transferirán a la paciente se tomará en función de la calidad asignada a los embriones, así como del historial de la paciente.

Mencionar también, que la introducción de los sistemas de timelapse ha añadido la morfocinética a la clasificación embrionaria. Ya no solo es importante la morfología del embrión, sino que se añade a la ecuación cuando y como ocurren los distintos procesos del desarrollo embrionario. Esto será objeto de otro post de nuestro blog.

Fuente:

“Criterios ASEBIR de Valoración Morfológica de Oocitos, Embriones Tempranos y Blastocistos Humanos” 3a Edición, 2015.